Villa Silvia

Villa Silvia es un gran proyecto de arquitectura y decoración llevado a cabo por el estudio de Mamen Domingo-Ernest Ferré. Su diseño parte de una calurosa coincidencia con uno de los mejores poemas de Leopardi, A Silvia.

Imagen Villa Silvia, arquitec

Tanto la vivienda como el poema proyectan una gran sensibilidad al mismo tiempo que la más cruel desesperación. Es el amor perdido para el poeta y la búsqueda del infinito para el arquitecto.

La vivienda está situada en una población cercana a Tarragona, dentro de una parcela de forma triangular en la que la ubicación del edificio está perfectamente estudiada. La construcción se erige en el lado norte del triángulo, y protegida de los vientos con un muro de hormigón de varios metros de altura, que también cumple la función de separador visual, otorgando a la vivienda de una intimidad necesaria para poder disfrutarla totalmente.

Imagen Villa Silvia, arquitec

Una vez superado el muro de contención, la vivienda se contempla desde otra perspectiva, mucho más amplia y dilatada, como una caja de cristal en la que convergen espacios a dos alturas.

Un hueco abierto en este muro nos permite una visión espectacular del enclave. El paisaje se enmarca como si fuera una fotografía, algo inalcanzable.

Imagen Villa Silvia, exte

DISTRIBUCIÓN

La distribución interior de la vivienda se llevó a cabo de una forma muy recurrente en las construcciones unifamiliares. En la planta principal se encuentra la zona pública o zona de día; recibidor, salón, comedor, office, cocina y varios dormitorios con baño incorporado, pensados especialmente para las visitas.

En la parte alta se encuentra la zona más intima, las estancias que requieren de una privacidad mucho mayor. La suite principal, el estudio y dos vestidores.

PORCHE Y EXTERIOR

Una vivienda como esta, en la que tanto la edificación como el paisaje merecen la pena ser admirados, debía darle especial relevancia al porche y a la entrada a la vivienda. Para ello se ha ubicado una mesa de aluminio con sobre de porcelana, de Unox, y unas sillas modelo Clip Baja diseñadas por Andrés Bluth para Bivaq. Sobre ellas se han colocado unos cojines en tonos tierra que hacen mucho más confortable el espacio. Las tumbonas de la piscina son el modelo Mini Clip, en perfecta armonía con las sillas del porche.

Imagen Villa Silvia, po

SALÓN

El salón está presidido por un inmenso ventanal que nos invita a contemplar el jardín al mismo tiempo que a disfrutar de todas las comodidades de la decoración, como la moderna chimenea empotrada, diseñada por el estudio de arquitectura. Todos los colores utilizados destacan por la neutralidad, como por ejemplo el sofá de tres plazas, tapizado en gris y firmado por Latelié Miki Beumala.

Imagen Villa Silvia, sa

La combinación de materiales produce un juego visual muy atractivo, la robusta apariencia del mueble de madera queda perfectamente equilibrada dentro del ambiente por la conocida butaca Diamond Loungue Chair, a la que se le ha incorporado un cojín de piel para hacerla más confortable.

Imagen Villa Silvia, sa

Todas las paredes han sido decoradas con un cálido tono beige, el mismo que se ha utilizado en la alfombra Tempo de Hanna Korvela, lo que unifica el espacio y lo convierte en global.

COMEDOR

El comedor se sitúa dentro del salón, justo al lado de la zona de estar. La gran altura de los techos de esta primera planta nos permite una visión desde un ángulo distinto al que nos permite la altura de nuestros ojos, y para que esa altura quede patente, sobre la mesa del comedor se han colgado dos lámparas de suspensión diseñadas por los propietarios, y cuya caída nos obliga a fijarnos en este detalle arquitectónico.

Imagen Villa Silvia, com

Los muebles que forman esta composición combinan de igual forma que el salón, diferentes materiales. La mesa Bigfoot de el5, con las sillas Plastic Armchair de Vitra.

Imagen Villa Silvia, com

COCINA

La cocina también está visualmente unida al salón y al comedor, lo que facilita la comunicación entre los miembros de la familia y hace que el movimiento por todo el espacio sea mucho más dinámico.

Imagen Villa Silvia, coc

Siguiendo con el estilo decorativo del salón, la madera y los colores neutros visten esta cocina que combina clasicismo y actualidad en un ambiente en el que la luz natural juega un papel fundamental, al colarse por el inmenso ventanal y chocar con la luminosidad de los colores utilizados.

Los muebles han sido fabricados por Terracota. La grifería es el modelo Tangent de Supergrif, la vitrocerámica es de De Dietrich y las lámparas son de Artemide.

OFFICE

A caballo entre el salón y la cocina se encuentra el office, un espacio que puede ser utilizado como comedor de diario, zona de trabajo, reunión… En este caso entra en acción un material que no había estado presente hasta ahora, el cristal. La mesa, diseño de Mamen Domingo, consta de un sobre de cristal y pies de madera, un elemento de grandes dimensiones que sin embargo consigue descargar e integrarse perfectamente en el estilismo. La implicación del estudio de arquitectura en el interiorismo queda patente en elementos como este.

Imagen Villa Silvia, of

La mesa está rodeada de un banco realizado a medida y en exclusiva para el proyecto. Los cojines blancos son de Blau Arna y la lámpara de techo, de Santa & Cole.

ESTUDIO

Una vez en la planta alta lo primero que nos encontramos es el estudio. Se trata de una zona en la que los volúmenes arquitectónicos juegan un papel fundamental. Paredes, vigas, columnas y huecos de obra envuelven una estancia decorada siguiendo las mismas directrices que se utilizaron para llevar a cabo la decoración de la planta baja.

Imagen Villa Silvia, est

La lámpara es el modelo Parentesi de Achille Castiglioni y Pio Manzú, adquirida en Biosca & Botey.

CUARTO DE BAÑO

En el cuarto de baño destaca la ausencia de la madera, un material noble que preside la decoración de prácticamente todas las estancias. Aunque la blancura y la luminosidad son las notas comunes de la decoración de toda la vivienda, en el cuarto de baño están presentes de una manera significativa, consiguiendo que el baño desprenda una sensación aséptica muy necesaria en espacios destinados al cuidado personal.

Imagen Villa Silvia, cuarto de b

El lavamanos es un diseño de hormigón en masa realizado a medida al mismo tiempo que el proyecto. El taburete es el modelo Happy Hour de Formes 14.

HABITACIÓN PRINCIPAL

Lo primero que llama la atención en el dormitorio es la ausencia de cabecero. Al igual que encontrábamos en otras estancias, como el estudio, los muebles realizados en obra, diseñados expresamente para este proyecto por el estudio de arquitectura, y los volúmenes arquitectónicos juegan un papel importantísimo en la decoración, tanto que la ausencia de madera pasa completamente inadvertida.

Imagen Villa Silvia, dormit

La alfombra Duetto es de Hanna Korvela y la colcha gris y los cojines pertenecen a CoriumCasa.

Imagen Villa Silvia, edif

Vila Silvia es una vivienda con una gran personalidad, una casa en la que los materiales le confieren un aire otoñal, cálido y hogareño. Pero sobre todo es una vivienda en la que la arquitectura se reconcilia con el interiorismo, y juntos resuelven una decoración creada a partir de volúmenes  tanto exteriores como interiores.

Arquitectura: Mamen Domingo y Ernest Ferré. Fotografías: Jordi Miralles. Estilismo: Kika Puig

Más artículos de: Interiorismo

Publicado el: 03-12-2010 | Autor: Olaia Pellón

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus