Una fiesta entre vecinos

La cercanía de las personas que viven cerca de nuestra comunidad hace que acaben convirtiéndose casi en parte de nuestra familia, y eso es motivo de celebración, por eso hoy en DecoEstilo os mostramos lo sencillo que puede resultar en ocasiones organizar una fiesta vecinal.

El estrecho y en ocasiones antiestético hueco que queda entre dos edificios puede ser el lugar ideal para la celebración, protegido de miradas indiscretas, lo suficientemente alargado como para poner una mesa para todos, y no excesivamente grande, para que todo el mundo lo sienta a su medida y este a gusto.

Imagen Una fiesta entre vec

Para hacerlo más acogedor, podemos cruzar unas tiras de tela de diferentes colores entre ambos edificios, en el ejemplo que os mostramos se han utilizado tejidos blancos y engros, y con estampados en estos mismos tonos. Esto hace que el cielo esté más cerca de nuestra cabeza, y la sensación sea la de un espacio mucho más acogedor. Además, sobre una de las paredes se han dejado colgar unas guirnaldas de lucecitas, un detalle que encantará a todos a medida que la noche vaya avanzado y la luz vaya tomando protagonismo.

Imagen Una fiesta entre vec

En estos casos, y dada la estrechez del espacio, es preferible optar por colocar bancos corridos, ya que las sillas pueden ocupar demasiado espacio, o puede que sea imposible contar con sillas suficiente para todos. En cualquier caso, unos simples cojines pueden hacer comodísimo el más incómodo de los asientos.

Imagen Una fiesta entre vec

En esta fiesta que os mostramos, toda la decoración que se ha incluido es blanca y negra, pero cada uno en función de sus gustos puede optar por unos colores u otros o incluso buscar un motivo y hacer que la fiesta sea temática…

Imagen Una fiesta entre vec

Fotografías: Ikea

Más artículos de: Especial Verano

Categorías: Organización de eventos

Publicado el: 17-06-2013 | Autor: Olaia Pellón

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus