Tipos de secadoras

Si bien hace unos años las secadoras de ropa eran unos electrodomésticos que apenas se utilizaban, en la actualidad están ganando enteros en cuanto a popularidad. Muchas personas, cuando tienen que amueblar una casa, directamente meten en el presupuesto la secadora; un poco como lo que ocurría con el horno microondas hace ya unos cuantos años. El hecho de que cada vez tenemos menos tiempo para esperar a que la ropa se seque, porque andamos siempre con prisas, convierte a estos prácticos electrodomésticos en una ayuda inestimable.

Imagen Dossier práctico: secad

Además, también hay que tener en cuenta que en algunas zonas de clima húmedo la ropa tarda mucho en secarse; al final, las prendas cuelgan de los radiadores esperando su momento de ser recogidas… Si a esto le sumamos que las casas son cada vez más pequeñas y que muchas de ellas no cuentan con tendedero ni terraza cubierta, entonces comprenderemos la popularidad que las secadoras de ropa han ido adquiriendo con los años.

Los pros y los contras

El diez por ciento de los hogares españoles cuenta ya con su secadora. Desde luego, la comodidad que supone tener la ropa lavada y seca el mismo día es algo a considerar. Se ahorra un tiempo considerable, y además ya no hace falta tender y destender la ropa, una tarea engorrosa y aburrida. Basta con pasar la ropa directamente de la lavadora a la secadora y programarla. Después, la ropa pasa directamente a la plancha o a los cajones.

Sin embargo, no todo son parabienes en lo que a las secadoras se refiere. En primer lugar, hay que disponer de espacio para colocarlas, ya que ocupan tanto como una lavadora. Además, la ropa sale considerablemente más arrugada que si se tiende en una cuerda, y no digamos en una percha… Las secadoras pueden llegar a quemar algunas partes de las prendas que son de goma o plástico, por lo que dichas prendas no pueden secarse en ella. Además, si no vaciamos el filtro antipelusas (o nuestra secadora no lo tiene), corremos el riesgo de que la ropa se llene de pelitos. Además, hay tejidos que pueden encoger con el calor generado por la secadora, como por ejemplo el lino; siempre hay que consultar las etiquetas por si no recomiendan el secado.

Y para terminar, hay que tener en cuenta que una secadora supone un electrodoméstico más, por lo que el consumo energético del hogar aumentará. Esto es negativo para nuestro bolsillo y el medio ambiente, sobre todo si tenemos en cuenta que en una casa con cuatro personas de familia, la secadora se pone un mínimo de cuatro veces a la semana.

Imagen Secad

Tipos de secadora: ¿cuál escoger?

Las secadoras se dividen en dos grupos generales, dependiendo de la forma en la que eliminen la humedad de la ropa.

Secadoras por evacuación: son las más económicas. Funcionan centrifugando la ropa al tiempo que generan aire caliente para secarla. Después, el aire se evacúa por un tubo que obligatoriamente tendrá que estar comunicado con el exterior, a través de una ventana o un agujero en la pared de la fachada. Esto significa que la secadora tendrá que estar colocada en un lugar que permita la instalación del tubo; por ejemplo, una terraza o un tendedero. La evacuación puede ser mecánica o electrónica; la mecánica lleva un temporizador para seleccionar el tiempo que durará el proceso, mientras que la electrónica presenta una serie de opciones, y dependiendo de la que escojamos (por ejemplo, “colada para planchar”) el proceso durará más o menos, y la temperatura será más o menos alta.

Las más recomendables son las electrónicas; gastan menos energía y resultan más cómodas y sencillas de manejar, aunque también salen más caras.

Secadoras por condensación: estos electrodomésticos provocan que la humedad de la ropa se evapore y después se condense, recogiéndola después en un depósito. Por lo tanto, no es necesario colocar ningún tubo al exterior, ya que no se genera aire húmedo que expulsar. Las secadoras por condensación pueden llegar a costar el doble que las que funcionan por evaporación.

Lo cierto es que si disponemos de espacio, la opción más recomendable es la secadora por evacuación: son más baratas y funcionan igual de bien. Además, no gastan tanta energía. Lo que sí es importante es adquirir un modelo de marca conocida y con todas las garantías.

Otra buena opción es comprar una lavadora-secadora. Así se ahorra espacio (aunque salen bastante caras) y energía. Los fabricantes no aconsejan su compra, ya que alegan que es difícil encontrar piezas para sus reparaciones; pero también podemos suponer que les merece más la pena que compremos dos electrodomésticos en lugar de uno…

Imagen Dossier de secad

Consejos para sacarles todo el partido

A ser posible, es mejor colocar la secadora junto a la lavadora. Si adquirimos un modelo de secadora cuya puerta pueda cambiarse de sentido, podremos abrirlas a un tiempo y pasar la ropa de una a otra con toda comodidad.

Siempre debemos buscar los electrodomésticos de clase energética A, que gastan mucha menos energía.

A la hora de meter la ropa, hay que tener en cuenta que cuanta más ropa introduzcamos, más arrugada saldrá. Si vamos a plancharla, conviene sacarla cuando aún esté ligeramente húmeda.

Si separamos las prendas dependiendo de su peso, le sacaremos más rendimiento. Y lo mejor es sacar la ropa nada más terminar el proceso para evitar que se generen arrugas difíciles de quitar.

A la hora de comprar, suele bastar con un aparato con un máximo de 5 kilogramos de capacidad. También conviene que tenga indicador de limpieza de filtro antipelusas, programas que realmente vayamos a emplear (a veces hay programas que no se usan nunca y encarecen el precio), temporizador y selector de temperatura. El ciclo especial antiarrugas no es demasiado eficaz.

Precios y consumo

Las secadoras por evacuación tienen precios que rondan los 300 euros, lo que puede variar considerablemente dependiendo del establecimiento donde se adquiera.

Una secadora por condensación cuesta entre 500 y 600 euros.

En cuanto a gasto energético, con una media de cuatro usos semanales, el gasto de energía anual de la secadora asciende a unos 50 euros.

Imágenes:Newsroom.Electrolux, O-digital.

Más artículos de: Informes

Publicado el: 02-03-2011 | Autor: Marta Sánchez

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus