Galette integral de queso de cabra, rúcula y jamón

Con la primavera a la vuelta de la esquina, un tiempo cada vez mejor, y unos días más luminosos, más largos y cálidos, apetece cada vez más animarse a hacer un pequeño picnic, aunque sea en la propia terraza.

Imagen Galette integral de queso de cabra, rúcula y ja

Para comer en el campo, o en el patio, y preparar una comida relajada y sencilla, pero sabrosa y diferente, es perfecta esta galette. La base, con la mezcla de harina blanca e integral, adquiere un sabor especial, que mejora con las especias.  Lo mejor que tiene esta base es que se puede cocinar por adelantado y servir con un relleno fresco, como el que yo he usado, o poner el relleno al llevarla al horno y tener un plato caliente. Si se prepara con antelación, aguanta perfectamente un par de días en un contenedor hermético. Igualmente, también queda perfecta con el relleno en caliente, sólo que en ese caso es mejor no poner la rúcula hasta llevarla a la mesa.

En buena compañía, con una ensalada verde y un vino o una cerveza bien, bien fría, este plato anuncia un verano que está cada vez más cerca.

Galette integral de queso de cabra, rúcula y jamón

Ingredientes

Para la base 

  • 100 gramos de harina de trigo integral
  • 225 gramos de harina de trigo blanca
  • 1 cucharadita de sal ( 5 gramos)
  • 1 cucharadita de azúcar (5 gramos)
  • 75 gramos de mantequilla muy fría cortada en dados
  • 50 gramos de yogur natural (entero o desnatado)
  • 2 a 4 cucharadas soperas de agua muy fría
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • 1 cucharadita de romero seco
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra molida

Para el relleno

  • Hojas de rúcula
  • Queso de cabra
  • Jamón serrano

Imagen galette 2

Preparación

En un bol, mezclar las harinas, el tomillo, romero y la pimienta, la sal y el azúcar. Añadir la mantequilla y mezclar hasta que la mezcla parezca pan rallado grueso. Sin dejar de mezclar, agregar el agua helada poco a poco. Seguir mezclando  hasta que la masa se mantenga unida y no esté  pegajosa. Hacer una bola, aplanarla dándole forma de disco y envolver en plástico de cocinar. Llevar al refrigerador y mantener allí al menos 1 hora.

En una superficie de trabajo enharinada, amasar la masa con un rodillo, doblar los bordes como en la imagen, poner encima de la masa papel de cocina y sobre éste unas legumbres crudas para que la masa no suba al hornear. Llevar al horno, precalentado a 200º  durante 15 minutos. Sacar del horno, retirar las legumbres y el papel, y dejar enfriar.

En este caso hice la base, la guardé un par de días en un bote hermético y la usé justo con el relleno en el momento, porque quería un relleno fresco.

Si prefieres un relleno caliente, colócalo sobre la masa extendida, dobla los extremos y llévala al horno 15 minutos. Tomar en el momento. 

Imagen Galette integral de queso de cabra, rúcula y ja

Más artículos de: Recetas de cocina

Publicado el: 18-03-2012 | Autor: Macu Higueras

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus