Cómo evitar los malos olores del lavavajillas

El lavavajillas, un gran invento que hace que nuestra cocina esté recogida en un santiamén y que nos evita la ardua tarea de fregar platos.  No obstante, como cualquier otro electrodoméstico requiere de cierto mantenimiento.

Imagen Evitar malos olores lavavaji

Con unos simples pasos evitaremos que aparezcan malos olores en el lavavajillas:

  1. Enjuaga todo antes de meterlo en el lavavajillas. En primer lugar evitamos que los filtros puedan atascarse con restos de comida, en segundo lugar, sobre todo si no vamos a poner inmediatamente el lavavajillas, evitamos que aparezcan malos olores, que además se agudizan especialmente en épocas de calor.
  2. Abre la puerta del lavavajillas. Una vez que termine el lavado, abre la puerta del lavavajillas o déjala entre abierta con la ayuda de un paño. Aunque el contenido del lavavajillas esté limpio, si dejamos el lavavajillas totalmente cerrado durante un tiempo, los malos olores aparecerán y harán que la vajilla los absorba.
  3. Limpia los filtros periódicamente. Cada vez que pongas el lavavajillas fíjate si quedaron restos de comida en la parte inferior del lavavajillas del anterior lavado. Retira los filtros y limpia los restos de comida que hayan podido acumularse de forma periódica. Esto evitará malos olores y además asegurará un buen funcionamiento del lavavajillas.
  4. Utiliza un ambientador.  Los ambientadores para lavavajillas son muy efectivos y disimulan los malos olores.
  5. Mantenimiento. Una vez al mes, limpia en profundidad el lavavajillas. Existen en el mercado productos limpiadores específicos que se colocan en el lavavajillas vacio y dejan el lavavajillas estupendo. A falta de estos productos puedes verter un vaso de vinagre en el fondo del lavavajillas o colocar un recipiente en el estante superior y hacer un lavado con el lavavajillas vacio.
  6. En vacaciones.  Cuando no vayas a utilizar durante un tiempo el lavavajillas, vacíalo, límpialo siguiendo los consejos del punto 5, abre la puerta y deja que se seque bien. A continuación introduce un recipiente con bicarbonato. Deja el lavavajillas abierto o entreabierto con la ayuda de un paño, evitarás que aparezcan malos olores durante el tiempo que no utilices el lavavajillas.

Fotografía: Indesit

Más artículos de: Hogar Sano

Categorías: Limpieza

Publicado el: 28-03-2011

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus