Bistrot Casanis

El Bistrot Casanis ofrece en Madrid una alternativa gastronómica muy curiosa.  Una peculiar interpretación de la cocina francesa, carnes y pescados a la parrilla elaborados al instante, una decoración rompedora y un ambiente romántico y divertido en el que los detalles hacen que el espacio te abrace.

Hace unos días en nuestro blog de redacción os anticipamos que os daríamos más detalles de este restaurante que tuvimos el placer de visitar hace unas semanas.

Imagen Bistrot Cas

Si tomamos recetas tradicionaes de Bélgica, las preparamos con las mejores materias primas del mercado, les añadimos toda la esencia de los bistrot parisinos del siglo XIX, las ponemos a la parilla en un ambiente romántico y las aderezamos con pinturas de Aldo Gigli y música del parisino Hotel Coste… ¿Qué obtenemos? Pues el resultado es Casanis, un restaurante que tras una década de éxito en Marbella, abrió sus puertas hace un año en el barrio madrileño de las letras, y tras este corto periodo de tiempo se ha convertido en un referente de la tendencia bistronomic: alta gastronomía francesa en una versión más creativa, fresca y ligera.

Imagen Bistrot Cas

Casanis fue concebido como "un restaurante sin límites para el cliente ni fronteras en su cocina" por Guy Sirre, un belga de nacimiento que se declara así mismo "ciudadano del mundo" y que, tras vivir en ciudades como San Francisco o las Islas Vírgenes, fue a parar a Marbella. De su conversación se extrae el amor por lo que hace, la ilusión con la que cuida cada detalle y el entusiasmo y la fuerza que ha puesto en su proyecto, Casanis.

Imagen Bistrot Cas

Su particular filosofía de bistrot se plasma en su cocina francesa con raíces belgas influenciada por la gastronomía del Sur y es ejecutada con total maestría por Fabián, un joven chef argentino que comenzó en Casanis con sólo 19 años, y que tras formarse en ciudades como Nueva York o Sidney, ahora toma las riendas del local madrileño.

Imagen Bistrot Cas

Si hablamos de bistrot, las ostras, los caracoles, el foie mi cuit, los quesos y la tarta tatín tienen que tener un sitio especial. Pero, entre platos franceses se hacen un hueco también los pescados de la costa en propuestas que ya son todo un clásico en Casanis como el atún de barbate o la sopa de pescado de roca, eso sí, servida como en Marsella con queso emmenthal, croutons y alioli.

Imagen Bistrot Cas

Guy tampoco olvida sus raíces introduciendo platos como el tartar de buey servido como manda la tradición en Bélgica con patatas fritas y mayonesa. Una carta que se completa con carnes y pescados impuestos a diario por el mercado y preparados al instante en su parrilla, ubicada al fondo del restaurante a la vista del cliente.

Imagen Bistrot Cas

Mollejas de ternera blanca, chuleta de ternera de Ávila, pluma de cerdo ibérico, atún de Barbate son algunas de las sugerencias que el cliente podrá encontrar escritas en sus pizarras. Y para acompañar cuentan con una carta de vinos blancos, tintos y champagnes escueta pero selecta.

Imagen Bistrot Cas

La estética de Casanis no pasa inadvertida ante sus clientes. Cada elemento decorativo, sin que se note, está pensado al detalle. Mesas y sillas de madera como las de los antiguos bistrós parisinos, espejos rotulados con los platos de la carta, una antigua alacena rescatada de una tienda de anticuarios, paredes pintadas por el artista belga-italiano Aldo Gigli, y un gran botellero del que ya os hablamos en el artículo que publicamos en el blog de redacción, con 600 botellas dibujando distintas imágenes son los protagonistas de un restaurante ideado para que "todo el mundo se divierta".  Y todo ello, acompasado con la exclusiva música del parisino Hotel Costes y luces que se adaptan a cada momento del día.

Imagen Bistrot Cas

Uno de los detalles más curiosos en cuanto a la estética de este restaurante es que sobre los manteles de tela, encontramos unos manteles de papel blanco, muy fino, y todas las mesas están decoradas además de por un ramillete de flores naturales, por un vaso con ceras de colores, para que los clientes puedan dejar volar su creatividad sobre el mantel, y expresarse sin límites.

Imagen Bistrot  Cas

Una fachada que capta la atención de cualquier transeúnte, pero en el que todo se cuece de puertas para adentro. Al acceder, su barra da la bienvenida al cliente, invitándole a tomar un picoteo rápido a cualquier hora o a comenzar la noche con una copa. Tras ella, se suceden varias salas, la primera más luminosa, para dejarse ver y ser visto, una segunda sólo separada por plantas naturales en la que la luz se vuelve más tenue, perfecta para evadirse del exterior, y en su planta inferior una especial para celebrar cualquier tipo de evento

Imagen Bistrot Cas

BISTROT CASANIS

Dirección: Ventura de la Vega, 9. Madrid.

Teléfono: 914 290 877.

Horario: 13:30h a 16:00h y de 20:30h a 24:00 h.

Web: www.casanis.es

Más artículos de: Restaurantes

Publicado el: 06-11-2012 | Autor: Olaia Pellón

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus